M. Salcón

Adicto al conocimiento desde que tiene uso de razón, vive lanzado fuera de si mismo hacia el camino del conocimiento y, por ende, de la felicidad, construyéndose con los materiales y herramientas que nuestra amada disciplina deja a su paso.

M. Salcón

Adicto al conocimiento desde que tiene uso de razón, vive lanzado fuera de si mismo hacia el camino del conocimiento y, por ende, de la felicidad, construyéndose con los materiales y herramientas que nuestra amada disciplina deja a su paso.

M. Salcón Philos Sophia

La duda siempre es hija de sus artículos.

«Tempus fugit, memento mori».

Diplomado en derecho. Cursando Grado en Filosofía. Administrador y editor de Philos Sophia, es la cabeza pensante que dio origen a este proyecto en su faceta original. Locutor de Radio Philos Sophia.
Creador de contenidos que fomentan la reflexión.

Nació en Cádiz, un coqueto rincón del sur de Europa cuya capacidad de reinvención se traduce bien en su faceta filosófica. Amante de las aventuras ha viajado por distintos rincones del mundo para enriquecer su visión del mismo, lugares como Alemania o Londres han sido su casa tanto como la bella tierra de Andalucía que lleva inscrita en su alma.

Últimos artículos

Últimos artículos

Pertenece a la generación millennial pero la función de su vida es la misma que la de otros hace más de 25 siglos: extender la inquietud, la duda, las ganas de aprender, por allí donde le sea posible.

Sus escritos están teñidos de una aspiración hermenéutica con la cual su pluma rasca lo que aún queda vivo en lo que para muchos es letra muerta. Los símbolos y la interpretación de los mismos son su arma para arañar la inquietud de los lectores. Con ello pretende usar los consejos de las mentes más sabias de nuestro pasado para analizar el presente e inventar un nuevo futuro.

Humanista y filántropo, el entusiasmo por aprender cada día un poco más sobre el mundo que le rodea es su fiel compañero, y no parece que tenga intención de poner fin a esa aventura.

Acompáñele en este camino para escalar en lo posible el árbol del conocimiento, hasta donde
la sabiduría misma permita ascender. No te permitas perdértelo, únete a la aventura del saber

¿Algo que contarme?

No seas tímido y mandame un correo si quieres hablar conmigo.






 Acepto la Política de Privacidad